En el corazón de la Comuna 13

LUEGO DE SER CONOCIDO COMO UNO DE LOS BARRIOS MÁS PELIGROSOS DEL MUNDO, la comuna 13 se ha transformado en uno de los destinos turísticos más visitados en la ciudad de Medellín. El arte urbano, el hip hop y las únicas escaleras eléctricas construidas para el bienestar de una comunidad pobre, hicieron el milagro en la capital paisa.

Por: El Tiranosaurio Digital

La transformación de este lugar comenzó a finales de 2011, cuando llegaron las primeras escaleras eléctricas que se instalarían al aire libre en una ciudad del mundo. Su destino era la comuna 13, un barrio al occidente de la capital de Antioquía, que había sido considerado uno de los más peligrosos del mundo durante los años 90 y principios del siglo XXI, cuando Diego Fernando Murillo y Guillermo Ceballos –alías Don Berna y alías El Gringo– consolidaron La oficina de Envigado. Una empresa criminal encargada de regular los negocios de Pablo Escobar, cuidarle las rutas del narcotráfico, y cobrarle los sobornos, hasta el día de su muerte en 1993.

Vista de Medellín desde la comuna 13. Foto: Vidal Romero.

Luego de eso se reinventó, y a la cabeza de alías Don Berna, intensificó las vacunas y empezó a traficar directamente. Algo que no le gustó a las élites económicas de la ciudad, que cansados de los chantajes y los secuestros, apoyaron económicamente a las Autodefensas Unidas de Colombia -AUC- para acabar con el problema. Remedio que salió más caro que la enfermedad, pues luego de varias disputas, ambos grupos decidieron formar un solo bando delincuencial.

La comuna 13. Foto: Vidal Romero.

Hasta que a principios del año 2005, en medio de un controversial proceso Paz entre las AUC y el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez, acorralado por la Fuerza Pública y escondido en Santa Fe de Ralito (Córdoba), Don Berna sale de entre la maleza y se entrega a las autoridades. El 13 de mayo del 2008 es extraditado a los Estados Unidos y en la comuna quedan cerca de 4000 muchachos armados y sin líder.

También puede leer: La fortuna de que a Quintero no lo haya tocado Orión

Escaleras eléctricas de la comuna 13. Foto: Vidal Romero

Y aunque a la fecha en la comuna y en general en muchas otras de Medellín existen residuos de esas épocas terribles, lo cierto es que en la 13 se ha reescrito otra historia. Ahora el decadente barrio floreció y se convirtió en una de las mecas del turismo de Medellín, gracias a los 384 metros de escalones eléctricos al aire libre y las decenas de increíbles grafitis pintados por artistas de la comunidad.

Una mezcla que ha resultado extremadamente cautivadora para los turistas extranjeros, que según el Sistema de Indicadores Turísticos de Medellín y Antioquia –SITUR– atrajo en 2018 a 322.991 viajeros.

Licencia Creative Commons
En el corazón de la Comuna 13 por El Tiranosaurio Digital se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s