Los horrores de la Gran Guerra

PORQUE APRENDER sobre las consecuencias de la guerra nos atañe a todos, El Tiranosaurio Digital viajó a Europa para traerles esta historia sobre los horrores que dejó al mundo la Primera Guerra Mundial. Un conflicto bélico internacional que cambió la historia de la humanidad de los últimos cien años.

Por: Vidal Romero | @viralio 
A Nicolai Figueroa, gran amigo y guía durante este recorrido por algunos campos de batalla de la primera guerra mundial en Francia. Merci Beaucoup.

La primera Guerra Mundial –también conocida como la Gran Guerra– fue un conflicto global que cambió literalmente el mundo y trazó la historia del último siglo de la humanidad en poco más de cuatro años de lucha (1914-1918).

Por esta contienda, que involucró fuerzas armadas desde Tokyo hasta Washington, muchos países europeos perdieron sus territorios, obligando a crear un nuevo mapa político del viejo continente.

Además, se estima que nueve millones de soldados perdieron la vida, casi 21 millones resultaron heridos y aproximadamente diez millones de civiles murieron víctimas. (cifras que varían según el historiador). Osea 41 millones de personas, el 83% de la población colombiana, según el DANE.

Y para rematar, en esta lucha y por primera vez en la historia de la humanidad, la pelea fue por aire, usaron ametralladoras y gases venenosos para matar a su enemigo

Campos de batalla de la primera Guerra Mundial en Francia.
Fortificaciones alemanas construidas en concreto, una innovación militar de la época.
Así lucen las fortificaciones por dentro, cien años después de la guerra.

El inicio

El estallido de la Gran Guerra comenzó por la muerte del archiduque Francisco Fernando de Austria y de su esposa Chotek en Sarajevo, Bosnia, el 28 de junio 1914.

Un asesinato a manos de un grupo que nunca logró la unificación de Bosnia con Serbia –su objetivo principal –, y por la que Austria declaró la guerra a Serbia.

Luego, aprovechando la oportunidad para vengar otros problemas,   Alemania le declaró la guerra a Rusia (01/08/1914), después a Francia (03/08/1914)  y a Bélgica (04/08/1914).

A su vez Francia declaró la guerra a Austria (10/08/1914), Montenegro a Alemania (11/08/1914), Reino Unido a Austria (12/08/1914), Japón a Alemania (23/08/1914), Austria a Bélgica (27/08/1914)  y finalmente se desencadenó un conflicto entre dos bandos compuestos por varios países.

Por miedo a salir, muchas personas no sabían que sus enemigos instalaron fortificaciones a pocos kilómetros de su hogar. Dentro de sus pueblos y junto a su casas. Foto de una foto.

Por un lado, Francia, Reino Unido y Rusia, llamado la Triple Entente -conocidos también como los Aliados–. Y por el otro, las llamadas Potencias Centrales de la Triple Alianza: el Imperio Alemán, Austria-Hungría y el Imperio Otomano.

El primer grupo fue apoyado por Bélgica, Portugal, Grecia, Serbia, Italia, Rumanía, Japón y casi al final Estados Unidos. Y las Potencias, por Bulgaria y Turquía. Todos luchando al mismo tiempo en diferentes lugares.

Sobre el Fuerte de Vaux, en el campo de batalla de Verdun, las banderas de Bélgica y Francia. Países aliados contra Alemania y la Triple Alianza. También la de la Unión Europea (creada 1993).

El comienzo del final

Un submarino alemán destruyó un crucero inglés llamado Lusitania, hecho que provocó una gran revuelta diplomática global, y que resultó en la entrada de Estados Unidos a la guerra (06/04/1917).

Una abrumadora ayuda en pro de los países aliados, porque, además que se unió cuando todos estaban agotados, llegó con casi un millón de tropas, según -el museo nacional a la memoria de la Primera Guerra Mundial de los Estados Unidos- y un gran número de tanques, aviones, camiones y piezas de artillería.

Y es que tan solo en el primer día de reclutamiento estadounidense para asistir a esa guerra, se registraron 9,586,508 hombres, según cuenta el museo.

Los avances tecnológicos y militares impulsados tras la revolución industrial, permitieron crear resguardos más resistentes a los ataques.
Que a su vez invitaba al enemigo, en esta caso Alemania, a crear armas más poderosas para su destrucción.
Así están las montañas hoy. Cicatrices de los bombardeos que azotaban Verdun entre 1914 y 1918.

La conclusión

Azotados por la cantidad de enemigos y la escasez de recursos para mantener a los soldados, el final de la Guerra se acercaba. Y cuatro potencias: el imperio alemán, ruso, austro-húngaro y otomano, serían derrotados militar y políticamente.

Primero fueron Bulgaria y Turquía, quienes pidieron la paz tras ser vencidos. Lo mismo hizo Austria derrotado por Italia y finalmente Alemania. Quien en su afán de aniquilar a ingleses y franceses envió gran parte de su fuerzas, y no contó con el Ejército estadounidense.

Al concluir la guerra los imperios germano y ruso perdieron territorios y los imperios austro-húngaro y otomano fueron disueltos y eliminados del mapa.

También, Alemania tuvo que pagar millonarias multas a los vencedores. Lo que años después no les parecería justo.

Hoy, de las fortificaciones,  solo quedan los rastros que cubre la implacable naturaleza
Y los homenajes a los millones de muertos.
#ElTiranosaurioDigital #elpaísquevalelapenaver
Este es el primer reportaje de una trilogía sobre el conflicto bélico internacional que cambió el mundo: la Primera Guerra Mundial. El otro sale el jueves 17 de agosto, no se lo pierdan. 

Licencia de Creative Commons
Los horrores de la Gran Guerra by Vidal Romero | El Tiranosaurio Digital is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

5 comentarios en “Los horrores de la Gran Guerra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s