En el hogar de Patarroyo

PORQUE CONOCER EL ORIGEN de los colombianos que han dedicado su vida a la solución de problemas globales es importante para fortalecer el arraigo por nuestro país, El Tiranosaurio Digital los invita a explorar las raíces de Manuel Elkin Patarroyo. Un viaje al corazón del hogar donde nació el científico tolimense que donó al mundo una de las vacunas más efectivas para combatir la malaria.

#ElTiranosaurioDigital #elpaísquevalelapenaver

Por: Vidal Romero | @viralio
En ésta cama, el tres de noviembre de 1946 nació en Ataco (Tolima) el primer hombre en la historia de la humanidad que sintetizó una vacuna para combatir la malaria -también conocida como paludismo- que luego regaló al mundo: Manuel Elkin Patarroyo.
Nació en la comodidad de su hogar, una costumbre de la época que compartió con cuatro de sus once  hermanos menores: Martha, Esperanza, Hugo y Julia.
La sala de su casa está llena de fotografías que reflejan la historia familiar de este hombre de ciencia. Historia que empieza con la unión de Luis Ángel Murillo y Julia Arias -sus abuelos maternos-.
Quienes construyeron su vivienda en bahareque (palos y barro) y tolete (ladrillo macizo), que hasta el momento ha visto pasar tres generaciones de la familia Patarroyo–Murillo.
La cuna de Manuel Elkin quedaba en el mismo cuarto donde nació y no tenía colchón sino cuja (cuero curtido por el sol) clásico en la cultura tolimense. “Y que según los rumores de la época, nunca trajo dolores de estómago a la gente” cuenta su hermano, Hugo Patarroyo.
Otros muebles clásicos de la casa son las sillas mecedoras estilo toné en la que solían mecerse los once hermanos –
–“Sobre todo Manuel Elkin” dice Hugo. Algo que le contó su madre.
La casa, como un típico hogar de tierra caliente, es amplía, de aproximadamente 800 metros cuadrados. Y ha sido decorada desde su creación con santos como el Sagrado Corazón de Jesús (una vitela de casi 100 años), la Santísima Trinidad y ésta virgen del Perpetúo Socorro. Que trajo Hugo de uno de sus viajes.
En la sala también se encuentran colgados algunos diplomas y reconocimientos que le han sido otorgados por su contribución a la ciencia.
Casi todos de universidades extranjeras.
Y es que gracias  a su vacuna -la SPF66- el 38.9% de la población colombiana se protegió con mayor eficacia ante el riesgo de contraer malaria en 2014, “siendo más efectiva en niños de 1 a 5 años de edad, donde  alcanzó un 77% de protección”, reseñó el científico a latinamericanscience.org el mismo año.
Un índice muy alto porque en el mundo fallecen anualmente cerca de un millón de personas por el virus, en especial menores de 5 años.
Quienes ahora se encuentran un poco más seguros, gracias a la labor de Patarroyo  -el más alto a la izquierda- que nació en este pequeño municipio para cambiar el mundo.
#eltiranosauriodigital #elpaísquevalelapenaver

Licencia de Creative Commons
En el hogar de Patarroyo by Vidal Romero | El Tiranosaurio Digital is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

2 comentarios en “En el hogar de Patarroyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s